El lugar

Mi día en Monterrey Convention Center

Me tocó ir a conocer el “detrás de” cuando tienen una boda, era de las primeras bodas que hacían y me invitaron a pasar hasta la cocina.

Llegué temprano y me tocó ver como montaban todo el salón. Me pasaron a la cocina y quedé sorprendida porque yo me imaginaba una cocina hecha un caos preparando comida para 600 personas ¡como en las películas! literal todos gritando, lumbre  hasta el techo y ¡nada! todo lo contrario, la cocina estaba súper amplia, súper blanca, ¡así de limpia! y había música clásica, se sentía mucha paz, todo estaba organizado, cada quien estaba acomodado en su estación y haciendo lo que tenía que hacer.

Me recibió el chef César Garza y me explicó que era lo que se estaba preparando en ese momento , estaban montando los platos en una sección. En otra, estaban horneando los panes porque ahí los hacen y en una más, tenían unos barriles enormes donde estaban haciendo lo que iban a servir en la torna.




Luego me pasó a un refrigerador enorme y tenían unas charolas acomodadas en un contenedor en forma de pino y ahí estaban los platos de las ensaladas, también me enseñó unos hornos que tenían como unos cajones calientes y ahí metían los platos principales y se los llevaban un piso abajo que es donde estaba el salón y ahí guardaban la comida para que cuando la sirvieran estuviera a la temperatura perfecta.


Para llegar a la cocina o para llegar al salón había un pasillo enorme y desde ahí yo podía ver como estaban los vinos guardados en un refrigerador para que tuvieran buena temperatura con un supervisor que estaba al pendiente de todo y en otro salón la barra de bebidas, había demasiado movimiento pero todo tenía orden.


La verdad fue todo una experiencia haber estado ahí porque no me lo esperaba así, me sorprendió muchísimo toda la organización que tienen,  así que se me hizo súper padre conocer esa parte y sobretodo compartirla con las novias para que puedan tomar una mejor decisión a la hora de escoger el lugar donde realizarán su boda