Mi look

Mi día con Liz Vilchez

Aunque ya conocía el trabajo de Liz porque ella fue quien maquilló a mi hermana Roby para su boda, fui a visitarla a su salón para saber más de los servicios que tiene para las novias y verla en acción.


Cuando llegué al salón Liz ya tenía todo listo y empezó a maquillar a la novia. Mientras, me platicaba que ella siempre les recomendaba a las novias que escogieran un arreglo atemporal, apegado a su personalidad, con tonos similares a los que están acostumbradas a usar para que el día de la boda se sintieran cómodas.


Me impresionó demasiado que estando yo ahí viendo todo el proceso, llegó un momento en que la novia cambió, ¡no me di cuenta cuando hizo esa magia! o sea, no la transformó porque seguía siendo ella misma pero se veía mucho más bonita y ahí descubrí que Liz tiene esa capacidad súper padre de maquillar muy natural pero al mismo tiempo hacerte ver completamente espectacular. Al final, le pusimos el velo y ¡wow! ¡ya era una novia!.

Algo que me encantó es que el maquillaje lo aplica con aerógrafo y esta súper padre porque se ve muy natural y se adhiere más a la piel  por ser a base de silicona y eso hace que dure intacto hasta altas horas de la madrugada y que no necesite retocarse.

Liz tiene una personalidad totalmente confortadora, es súper tranquila y te transmite eso y creo que para una novia eso es algo muy padre porque ese día con tanto nervio y estrés  su energía te va a tranquilizar y sobretodo te va a dar la confianza de que te va a arreglar super bien, haciendo una versión más bonita de ti.