Los Detalles

Un detalle para tu esposo en la Luna de Miel

Uno de los pasos más emocionantes en la planeación de tu boda es la elección de la luna de miel. Es un viaje que disfrutarás muchísimo porque la luna de miel llega en el momento en el que necesitas relajarte y, sobre todo, conocer a tu novio como ahora esposo

Los dos van a estar muy emocionados y súper dispuestos a divertirse y sacar el mayor provecho de esas semanas solos. Por lo mismo, elijan un lugar que a los dos les guste, o si de plano tienen gustos diferentes, pueden combinar las ciudades para que tengan un poco de todo.

El viaje, sea a donde sea, será inolvidable… pero si quieres hacerlo todavía más especial y que marque el inicio de su matrimonio de una forma muy romántica o divertida, te dejamos estas ideas que te pueden servir para que sorprendas a tu esposo.

Cena romántica
Uno de los lugares más comunes para ir de luna de miel es ir a una playa: sol, arena, mar… es el escenario perfecto para disfrutar de unos días con tu esposo, descansar después de todos los pendientes de la boda y, en muchos casos, recargar pilas para continuar su viaje.

Muchos hoteles ofrecen algún tipo de cena romántica en la playa… los hay desde muy formales con un violinista de fondo hasta un picnic más casual en el que pueden sentarse en el piso con el mar y la playa desierta a su alrededor. ¿Se les antoja?

Regalo sorpresa
Si lo tuyo son los detalles, puedes planear con tiempo algún regalo para tu novio. Pero ¡ojo! ¡No le digas nada! Piensa en algo que le guste mucho y que pueda utilizar durante su viaje: el chiste también es que sea un detalle que marque el inicio de su vida matrimonial.

Puedes esperarte hasta que lleguen al primer destino para entregárselo o algunas novias prefieren mandárselo antes de la boda con alguna tarjeta o cartita para que se vaya tranquilo y “en el mood” a la ceremonia. ¡Aquí hay muchísimas opciones porque depende bastante de la personalidad del novio!

Tip Bridalog: Elijan un destino que les guste y emocione a los dos. Una vez que elegiste, ¡hazlo especial! Piensa en algo que haga esa luna de miel inolvidable y diferente a las demás.

Segunda boda
¡No! No creas que estamos pensando que tu matrimonio va a fracasar… ¡al contrario! Si el destino al que van de luna de miel es de una cultura distinta, pueden aprovechar para casarse por medio del rito de ese lugar. Por ejemplo, si te vas los primeros días a Playa del Carmen a recargar energías, pueden casarse por el ritual maya. ¡Es interesantísimo! Y pueden tener fotos increíbles, sobre todo si tu boda será muy tradicional… ¡aquí puedes hacer todo diferente!

En muchos otros destinos existen este tipo de rituales, sólo es cuestión de que investigues un poquito sobre el lugar al que vas; desde Hawaii hasta Tailandia puedes tener una boda muy exótica, con mucho significado.

Extremo
Si no solamente les gustan las actividades al aire libre, sino que les encantan las aventuras y deportes extremos… ¡aprovechen para ir a un lugar súper exótico! Pueden saltar de un bungee (en China, Suiza y Grecia se encuentran de los más altos del mundo), escalar una montaña, andar en kayak o ¡hacer un recorrido en globo aerostático!

¡Prepárense y háganlo romántico! Pueden tener un mini picnic en lo alto de la montaña, en medio del bosque o cualquier lugar que refleje lo extremos que son como pareja.

¿Qué esperas? Investiga todo sobre los lugares que elegiste –o estás por elegir- y planea tu luna de miel perfecta. Habla con los hoteles en donde te vas a hospedar o con tu agencia de viajes para que te ayuden a preparar algo y sorprender a tu novio.

Escribe cual de estas actividades te gustaría hacer en tu luna de miel. Si se te ocurre alguna que no mencionamos...¡mejor! Las novias que participen, entrarán a una rifa de unas etiquetas para reconocer sus maletas.