Mi look

El ramo

En la antigüedad, las flores eran una decoración común en las bodas romanas porque eran conocidas como símbolos de nuevos comienzos, fidelidad y fertilidad.

Ahora son uno de los accesorios básicos que una novia debe llevar el día de su boda y deben reflejar la personalidad y el estilo de quien lo porta. Por lo general las novias escogen su tipo de flor favorita, y en unos casos es difícil tener ese ramo porque la flor está fuera de temporada o porque la flor no aguanta. Y entonces ¿por qué no llevar un ramo artificial?


Este fue mi caso, ¡en mi boda utilicé un ramo de “mentiras”! Quería que mi ramo fuera de magnolias (mi flor favorita) pero esta flor no dura mucho después de ser cortada. Decidí comprar unas flores artificiales (que se vieran y sintieran lo más reales) y las até para combinarlas con las hojas reales de esta flor.


Lo mejor de haber hecho eso, ¡es que tengo el recuerdo de mi ramo para siempre! Esas mismas flores las acomode en un florero y las tengo en mi casa encima de mi album de bodas. Así, cada vez que tengo visitas que ven mis fotos de boda, les platico la historia de mi ramo.