Comida & Bebida

Eat Me Food Boutique: Postres con sabor a casa

Roberta tiene un gusto muy especial por la cocina que viene de familia, para ella cada receta es una historia, como la del coffee cake que hizo que abriera “Eat Me”


Ese pastel lo empezó a hacer en vacaciones cuando estudiaba diseño gráfico, pues se aburría mucho, lo llevaba a reuniones con sus amigas y luego comenzó a ofrecerlo porque a todos les encantaba, tanto así que para  esa navidad llegó a vender más de 200 pasteles y de ahí surgió la idea.

Se graduó, empezó a trabajar como diseñadora y le seguían haciendo pedidos pero ya no tenía el mismo tiempo para hacerlos, así que decidió montar una cocina atrás de la casa de sus papás y tener su negocio propio. Empezó vendiéndole a un restaurante, a sus conocidos y amigos hasta que se fue haciendo de más clientes y abrió la boutique.

9 años después a Roberta le sigue encantando hornear pasteles y postres, siempre enfocándose en el sabor casero que nos recuerdan a mamá o a la abuelita, y es por eso que muchas novias la buscan, porque ya saben el tipo de pasteles y mesas de postres que ella maneja.


Además de que todo esté rico, para ella es súper importante contribuir a que  la boda o la despedida luzca más y es por eso que monta sus mesas súper bonitas, con las bases y el mobiliario de acuerdo al estilo del evento.

Algo muy padre que maneja son las mesas de pasteles, en donde monta de 8 a 10 pasteles decorados de acuerdo al evento y de diferente sabor que la novia escoge y con el que puede darle gusto a todos sus invitados.  Y aunque lo que más le piden son mesas dulces, también maneja mesas saladas, de quesos y canapés.

La idea de Roberta con Eat Me Food Boutique es hornear postres y pasteles para que las novias sean felices y ¡me consta!, pues su principal objetivo es que tanto ellas como sus invitados disfruten y queden contentos con el sabor súper casero de los deliciosos productos que tienen.