Mood & Feel

Second Shooter

Después de mil detalles y meses y meses de planeación, vivirás el gran día que estoy segura será increíble, pero ¡pasará súper rápido! y es por eso que las fotos son importantísimas, pues plasmarán momentos irrepetibles de tu boda. Además de contratar a un fotógrafo profesional, les comparto otro tip súper importante.

Una vez que hayas contratado a tu fotógrafo y te hayas sentado con él a hablar del estilo de fotos que quieres (muy importante), te recomiendo que elijas entre tu familia o entre tus amigas a una encargada de tomar fotos de todo el proceso del día de la boda. Alguien de súper confianza que pueda estar documentando todo: desde que te empiezan a arreglar hasta el encuentro con tu novio ¡con la cámara que te llevarás a tu luna de miel!


Al día siguiente, ¡mueres por ver fotos de la boda! y con la adrenalina y la emoción que aún tienes, vas a ver esas fotos mil veces, te vas a acordar de muchos detalles que pasaron y volverás a vivirlos.Y aunque sus fotos no serán súper profesionales, seguramente si captará momentos espontáneos, emotivos y hasta divertidos de esos momentos tan especiales.

El día de mi boda, yo le pedí a mi mejor amiga y a mi hermana que se encargaran de documentar todo. Estuvieron tomando fotos incluso antes de que llegara el fotógrafo y hasta me dejaron unos videos con mensajes de mi familia. Al día siguiente, pasé esas fotos a mi Ipad y las estuvimos viendo mi esposo y yo durante el vuelo. Reímos y lloramos recordando todos esos momentos.