Mood & Feel

Lo que más recuerdas de tu boda

“Disfruta los preparativos porque el día de tu boda se te va a pasar rapidísimo”… ¿Has escuchado alguna vez esta frase? Es muy común que todo el día de tu boda se te pase en un abrir y cerrar de ojos… incluso algunas novias disfrutan mucho ver el video de ese día precisamente porque se dan cuenta de los detalles que dejaron pasar.

Y es que, es súper normal: están pasando demasiadas cosas al mismo tiempo y muchas personas quieren estar a tu alrededor, felicitarte y convivir contigo. Pero dentro de todo este alboroto y miles de sensaciones hermosas, hay momentos que toda novia recuerda para toda la vida. ¿Quieres saber cuáles? Aquí van…

¡Cuando te ves vestida de novia por primera vez!
Ya te hiciste pruebas de maquillaje y peinado, te has medido tu vestido muchas veces y te aseguraste de que te sientas cómoda en los zapatos que escogiste. Pero… ¿ya te lo probaste todo junto? Y además… hay algo en la cara de las novias en el día de su boda que es especial; así que, cuando estés lista, disfruta tu momento, respira y guarda ese recuerdo por siempre.

Caminar del brazo de tu papá
Los papás usualmente se encuentran un poquito distantes de todos los preparativos, pero en el día de la boda es cuando realmente les cae el veinte de que su hija ¡se va a casar! Estas sensaciones tú las puedes compartir y por eso se quedan en la memoria de muchas novias: cuando tu papá te ve por primera vez puede haber una que otra lágrima, pero el camino al altar y el momento en el que te entregue a tu futuro esposo… ¡es inolvidable!

El encuentro
El momento en el que tu novio te vea vestida de novia va a permanecer en la memoria de los dos por siempre. Tú porque podrás ver su expresión y reacción al verte más guapa que nunca… y, él porque aunque te conozca muchísimo, conozca tus gustos y pueda imaginarse cómo te verás… nada lo prepara para ese gran momento lleno de emoción.

Sí, acepto
Has escuchado miles de veces los votos de tus amigas y familiares, pero cuando el sacerdote les pida que se pongan de pie, frente a frente y, delante de todos se juren amor para toda la vida… ¡¡sentirás unos nervios increíbles!! Esta es la parte más importante de toda la ceremonia y muchas novias (novios también) cuentan que es cuando se dan cuenta de que “this is it!”.

Su primer baile como esposos
Sí, tienes un círculo de personas viéndolos, tomándoles fotos y observando cada movimiento. Pero, aunque no lo creas, es un momento muy íntimo; después de los nervios de la misa, saldrás corriendo al salón a recibir invitados y todo pasa muy rápido. El vals es un pequeño respiro para ustedes dos que marca el inicio de su matrimonio y que también es un break antes de seguir con la fiesta.

Cada novia vive diferente su día y los momentos que más te marquen dependerán de los lazos que tengas con tu familia y su historia como pareja. ¡Comparte tu experiencia con todas las brides-to-be!