Mood & Feel

Ideas para un día antes de la boda

¡El día de tu boda está muy cerca! Los nervios, emociones y ganas de empezar tu nueva vida de seguro se sienten más que nunca. Pero, ¿qué puedes hacer la noche previa a la boda?

Aunque no lo creas, este día antes de tu boda es muy importante porque es tu último día de soltera… ¿con quién quieres pasarlo? ¿qué quieres festejar?

Lo ideal es que para estos momentos, ya no tengas ningún pendiente de la boda o si falta algo, se lo asignes a tu wedding planner para que tú te preocupes solamente por disfrutar. Si es así, aquí te damos algunas ideas de qué puedes hacer un día antes de que te conviertas en ¡toda una esposa!

Última salida como novios
Definitivamente una buena idea es hacer un date con tu futuro esposo. Sería su última salida como novios y pueden aprovechar para decirse todo lo que esperan de este día e incluso, recordar momentos padres que vivieron durante su noviazgo. Eso los va a poner en el mood del gran paso que están por dar.

Despídanse de sus papás
Los papás son personas muy importantes por todo el apoyo que brindan en esta etapa y así como para ti es emocionante empezar una nueva vida… para ellos significa mucho más verte partir. Así que dedícales tu último día como soltera: hagan una cena cada quien con su familia para disfrutar todos juntos de una última reunión antes de que formes tu propio matrimonio. ¡Tus papás te lo agradecerán mucho!

Inicia la boda ¡desde antes!
Si tu estilo es un poco más relajado y te encanta la fiesta… ¡empieza a festejar un día antes! Puede ser tan formal o informal como tú quieras y te ayuda a empezar a sentir que tu boda ya empezó… y, sobre todo, si tienes invitados que vienen de fuera de la ciudad, es un muy buen plan para que se sientan bien recibidos.

Eso sí… por muy buena que esté la fiesta, tu novio y tú deben de irse a dormir temprano. ¡Les espera un día con mucho qué hacer y deben verse descansados!

Tip Bridalog: El día antes de tu boda es muy importante… ¡es tu último día de soltera! Disfrútalo, pero hagas lo que hagas, duerme suficiente para que tengas toda la energía que necesitaras al día siguiente.

Relájate y déjate consentir
Consiéntete y regálate un Spa Day. Ve a hacerte un masaje, manicure, pedicure, etc. ¡todo lo que se te ocurra! e invita a tu mamá, hermanas o amigas para que te acompañen. Es un momento padrísimo que pueden compartir y que además les da la oportunidad de platicar y convivir antes de que inicies tu nueva vida. La próxima vez que puedas sentarte a platicar tranquilamente con ellas será ¡después de tu luna de miel! Así que ¡aprovecha!

Revisa que todo esté listo
Si los nervios te están controlando… una forma de relajarte es hacer un repaso de todo lo que harás para que te des cuenta de que todo está en orden (si algo no está en orden, ¡no te preocupes!, llámale a tu wedding planner y trata de tranquilizarte). Asegúrate de que llevas todo en la maleta de tu luna de miel y que no te falta nada (visas, pasaportes, carry on). ¡No dejes nada para mañana! Lo más seguro es que no tengas tiempo… mejor aprovecha el tiempo.

Otro tipo de checklist
Y, finalmente, si eres muy romántica y has soñado con este día toda tu vida… ¡es hora de soñar con lo que vendrá después! Puedes hacer una lista de todo lo que quieres vivir con tu esposo… viajes, planes, hijos, todo lo que se te ocurra. Guarda esa lista y compártela con él durante la luna de miel, ¡actualícenla con nuevos planes cada aniversario!

Estas son sólo algunas ideas de todo lo que puedes hacer un día antes. Solamente recuerda que pase lo que pase, duerme lo suficiente para que al día siguiente estés fresca y bien descansada. ¡Disfruta tu día!

Cuéntanos, ¿qué otra idea se te ocurre que puedas hacer un día antes de tu boda?